miércoles, 31 de diciembre de 2014

In Vain - The Little Things That Matter



"No future for the World", con este potentísimo tema comienza el último trabajo de un grupo que sin duda tiene un gran futuro. Los madrileños In Vain terminan 2014 con el lanzamiento de su tercer álbum de estudio, The Little Things That Matter (las pequeñas cosas que importan). Tras cerca de 12 años de duro trabajo y tablas, la banda liderada por Daniel Cordón ha sacado a la luz su proyecto más técnico y profesional hasta la fecha, con un heavy/thrash cuya calidad en cuanto a composición y producción está rozando el nivel de los enormes Angelus Apatrida.

Una percusión que hace honor al thrash de toda la vida, jugando con el doble bombo continuo o a tresillos, "tupatupeo" cuando el momento lo pide y redobles con un toque algo más contemporáneo a modo de breakdowns. Las cuerdas, comenzando por el bajo, un estilo que nos ha hecho pensar en el estilo de Frank Bello (algo que no es de extrañar dado a que el estilo con pincelas de heavy recuerda a los buenos tiempos de los neoyorquinos Anthrax), las guitarras juegan con los géneros mencionados anteriormente, e incluso rozando el death en temas como "Pipa's Song", donde encontramos bases rítmicas de lo más Warbringer, o incluso jugando con bluegrass y country en "Serenity Valley", uno de los temas más fuertes del álbum. La verdad es que cuesta no hacer mención de todos y cada uno de los temas de The Little Things That Matter, es un trabajo completísimo.

En cuanto a la voz, acompañada en ocasiones de coros (sin excederse ni convertirlos en un formato como hace Overkill), es un arma blanca bien afilada. Aguda, limpia y heavy, no se trata de la clásica voz del thrash, y menos del thrash de la actualidad, para nada se asemeja a la de otros grandes ejemplos del género a nivel nacional como Crisix, Rancor o Aggression. Es un enorme punto a favor de un grupo que ha optado por una voz con una estupenda pronunciación en inglés y una técnica de quitarse el sombrero en vez del gutural o el mero desgarro.

Con tres discos en cinco años, este cuarteto solo puede ir poco a poco subiendo escalones hasta convertirse en uno de los integrantes del Big4 nacional en el que los anteriormente mencionados Angelus Apatrida y Crisix ya tienen un puesto asegurado. Confiamos en que In Vain sean los que ocupen una de las dos vacantes de ese "selectivo club". Para todo aquel que quiera descubrirlos en directo, estarán en la We Rock junto a los suecos Astral Doors el próximo 18 de enero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario